Abr 022013
 

Algunas modalidades de los coches radiocontrol, como los todoterreno u offroad, pueden ser realmente espectaculares por lo dinámico de su desarrollo, tanto en entrenos como en carrera. El problema es que en ocasiones todo ese dinamismo se produce a tal velocidad que somos incapaces de apreciar todos los detalles de cada movimiento que reproduce nuestro coche radiocontrol. Por eso, cuando un amante de las modalidades mencionadas anteriormente tiene a su alcance un vídeo como el que a continuación os presentamos, suele disfrutar observando detalles tan minúsculos como el movimiento de los trapecios, la forma en la que una llanta se dobla al recibir el impacto en un mal aterrizaje o cómo se flexa el alerón con la presión del aire al acelerar.