Jun 252013
 

El piloto oficial de Hot Bodies, Ty Tessmann, colgó hace algún tiempo unos trucos para ayudar a los aficionados al radiocontrol a realizar las operaciones de mecánica más fáciles, duraderas y de mayor eficacia. Hoy os traemos traducido al español su tutorial en el que enseña cómo realizar un montado de amortiguadores realmente profesional, con sellado estanco y ajuste del rebote. No te lo pierdas, Ty es uno de los mejores pilotos del mundo y cualquier consejo de este chico, puede marcar la diferencia 😀

PASO 1: Lubricar las juntas tóricas del amortiguador. Después de pulir los vástagos del amortiguador como vimos en un tutorial anterior (clic  aquí) aplicamos grasa en cantidad sobre las juntas para que queden totalmente impregnadas, de forma que se ajusten durante el montaje y hagan bien la función de aislar el amortiguador del exterior, evitándose en mayor medida las fugas de aceite y la entrada de polvo al interior…

HAZ CLIC EN CONTINUE READING PARA LEER EL RESTO DEL TUTORIAL. ¡RECUERDA COMPARTIRLO!

1

PASO 2: Montar el cuerpo del amortiguador. Según las instrucciones del vehículo, montamos las juntas en su orden correcto, teniendo especial precaución de no pellizcarlas al colocar la tapa inferior.

2

PASO 3: Llenado de amortiguadores. Vertemos en el amortiguador el aceite de silicona del valor de viscosidad que hayamos elegido y a continuación bombeamos moviendo el vástago de arriba a abajo, permitiendo que las burbujas de aire suban a la superficie. Entonces se deja reposar el tiempo necesario para que expulse todo el aire (haz clic aquí para ver nuestro vídeo de cómo sacar las burbujas a un amortiguador). Dependiendo de la altitud donde nos encontremos, puede tardar hasta 15 minutos.

3

PASO 4: Limitación del aceite. Debemos limitar el volumen de aceite para evitar sobrepresiones en el interior. Para ello colocamos la membrana en la botella y la presionamos suavemente hacia el interior, haciendo que rebose algo de aceite. Realizaremos este último paso hasta que deje de salir aceite, que será cuando tenga el nivel adecuado.

4

PASO 5: Montaje del tapón del amortiguador. Con el vástago totalmente fuera, enrosca firmemente el tapón hasta el tope y luego abre lentamente media vuelta para sangrar el interior por el orificio de purgado, hecho esto, vuelve a cerrarlo con fuerza. En estos momentos tenemos un amortiguador con rebote al 100%, lo que se traduce en que cuando se comprime el vástago y se suelta, este recupera su posición al completo.

5

PASO 6: Ajuste del rebote. Para obtener un reglaje del rebote más bajo, comprimimos el vástago y desenroscamos el tapón de nuevo la media vuelta que decíamos anteriormente hasta sangrar de nuevo el sistema. Si buscas un 50% de rebote, empuja el vástago hasta un tercio aproximado de la longitud del mismo y sangra el sistema abriendo el tapón. Si lo que buscas un 0%, empuja el vástago hasta aproximadamente dos tercios de su longitud.

6

Verás que lo máximo que recomienda Ty es empujar el vástago dos tercios y no al completo hasta adentro. Es importante dejar ese tercio libre para evitar vaciar demasiado el amortiguador y encontrarnos con un amortiguador que funciona en determinados momentos sin aceite. Además será necesario comprobar que ambos amortiguadores de cada eje tienen el mismo ajuste de rebote, no necesariamente el eje delantero y trasero debe de tener el mismo ajuste.

  Un comentario en “Montar amortiguadores a prueba de fugas y con ajuste de rebote, por Ty Tessmann”

  1. Cual es la grasa que utiliza para lubrificar las juntas toricas, parece de teflon??