Nov 302015
 

La reciente finalización de Buggyland 2.0 en el madrileño circuito del Club CarTT, en Fuencarral, ha dejado para el recuerdo grandes momentos entre todos sus asistentes y sobre todo, entre los pilotos que tuvieron la suerte de disfrutar del espectacular nuevo trazado, creado expresamente para la ocasión. Más de 150 camiones de tierra, muchas horas de trabajo con maquinaria especializada, kilos de azucar y litros de agua para asentarlo todo, han sido necesarios para formar este circuito que algunos pilotos top mundiales describen de la siguiente manera:

Elliot Boots.

Es la combinación perfecta entre saltos y velocidad, uno de los trazados más equilibrados de europa. Me recuerda un poco a Montpellier pero con más agarre.

Robert Batlle.

El nuevo trazado de Fuencarral es muy divertido y tiene mucho flow entre las zonas con salto y las de velocidad. Es fácil rodar en este circuito sin fallar, pero hay que ser más técnico para rodar realmente rápido.

Cody King

Lo he pasado genial en Buggyland 2.0, el trazado es muy divertido y el agarre impresionante, siendo complicado elegir qué ruedas montar. Las zonas de saltos están muy bien medidas. Espero volver pronto.

Tras semejante experiencia y comentarios tan positivos de todos los asistentes, resultaba imposible no echar la vista atrás intentando recordar ¿Cómo era antes Fuenca? El trazado del club CarTT siempre ha sido uno de los más destacados de España, cantera también de grandes pilotos nacionales, por lo que el listón siempre ha estado muy alto en sus instalaciones. Sin embargo, mirando estos vídeos que os dejamos más abajo y aunque el trazado madrileño siempre ha sido TOP, las diferencias son evidentes y la evolución en tres años, impresionante.

Sin duda el listón de los circuitos nacionales está cada vez más alto, no solo tomando referencias de los tan bien valorados americanos, sino adaptándolas a nuestro estilo y a nuestros gustos, algo diferentes a los de nuestros vecinos del otro continente. Se están incluyendo saltos grandes, peraltes y contraperaltes, además de cambios de altura y caídas libres, pero no perdemos la esencia de los trazados europeos, conservando zonas de mucha velocidad y de curvas reviradas muy técnicas.

El nivel de los circuitos nacionales va por buen camino, permitiéndonos disfrutar de trazados con nivel suficiente para albergar carreras nacionales, europeas o mundiales. Esperamos que todos los circuitos de España sigan mejorando y creciendo como lo están haciendo, para que cuando echemos la vista atrás sigamos notando cambios tan grandes como este que más abajo os dejamos.