Feb 052016
 

Vamos a despedir esta semana con un vídeo que ha llamado nuestra atención por las divertidísimas reacciones de las víctimas de esta broma. Tenemos un Subaru WRX STI que cambia de color y una serie de víctimas que no dan crédito a sus ojos o que creen que se han vuelto locos. Algunos saltan hacia atrás, otros lo tocan con miedo…pero la mejor reacción es la de la señora mayor del final del vídeo, no os la perdáis.

Para los más curiosos, os diremos que el coche puede cambiar de color gracias a una pintura paramagnética, gracias a un polímero aplicado en la capa de pintura base del coche. Básicamente, el color cambia debido a una leve corriente eléctrica que recorre todo el coche manteniendo estos polímeros en determinada estructura, dependiendo de la cual tenemos uno u otro color. Cuando cesa la corriente, se muestra el color base, normalmente, blanco.

Con esto despedimos una semana en la que hemos tenido muchas de vuestras crónicas y carteles de carrera, un reportaje desde Kuwait de mano de Robert Batlle, galería de fotos de Nuremberg, drones de carreras y un tour 360º por el circuito de TicoTico. Nos vemos el lunes con más infoRC, pero no te alejes demasiado, puede que este finde tengamos contenido para compartir con vosotros 😀