May 242016
 

Este vídeo que se ha hecho viral en menos de una semana nos muestra a la modelo Jess Adams en una sesión de moda en la playa, con un dron como parte de los elementos del shooting. En un momento de la grabación el dron se descontrola y se va directo hacia la cara de la modelo, que afortunadamente escapó ilesa con tan solo algunos rasguños y moretones en la cara, que no es nada teniendo en cuenta que podría haber perdido un ojo o sufrir cortes de gravedad.

Se trata de un dron profesional creado para la toma de fotografía y vídeos, un DJI Inspire, modelo que no se encuentra por menos de 3000€ en las tiendas, por lo que se descarta un error derivado de un producto de baja calidad. Según comentan las personas involucradas, una ráfaga del fuerte viento que en esos momentos había en la zona, fue la culpable de lanzar el dron contra la cara de la modelo. Estos drones cuentan con sistema de control como se puede ver en este vídeo, que hacen que sean muy estables incluso en condiciones de vientos fuertes, así que la explicación oficial suena poco convincente.

Sea como sea, Jess Adams no solo se encuentra bien, sino que ha visto disparada su popularidad en redes sociales y ha conseguido más seguidores…no hay mal que por bien no venga. Aquí os dejamos su cuenta de Instagram por si queréis saber más de ella y de su trabajo.

jese-adams-dron