May 192016
 

Debemos remarcar que en el titular de esta noticia hemos usado la palabra “sencillo”, que no simple, son dos cosas muy diferentes. Simple puede ser una piedra, sencillo puede ser un smartphone capaz de hacer mil cosas con tan solo dos movimientos de nuestro pulgar. o de desarrollo y diseño por parte de los ingenieros encargados del proyecto. No tiene alerones, ni flaps ni servos, solo la hélice que gira sujeta a su motor. Esto lo convierte en la máquina voladora controlable a distancia más sencilla fabricada en la historia. Obviamente no es tan suave y preciso como un heli o un multirotor, pero se puede controlar.

El Monospinner es capaz de estabilizarse al ser arrojado con fuerza, incluso con una sola hélice, gracias a su avanzado sistema de feeback que le proporciona información del entorno para conseguir un vuelo estable, además de ser controlado de manera sencilla desde el exterior. Como se aprecia en el vídeo, se trata de un sistema de vuelo que no puede resultar útil para realizar grabaciones en vídeo ni tareas de vigilancia…en sí el Monospinner es inútil, pero la tecnología y algoritmos empleados en su desarrollo, sí que suponen una fuente de conocimiento que podrá ser aplicada a futuros diseños de aeronaves.