Ago 312016
 

¿Te gustan los coches radiocontrol y el cine? Estás de suerte, porque se acaba de presentar la primera película que tiene a nuestros queridos coches teledirigidos como protagonistas. El director Dave Hill y el productor Trenton Waterson son los responsables de este film que a primera vista nos presenta un guión sencillo tirando a simple, pero claramente orientado a que muchos se sientan identificados con algunos de sus puntos. Un protagonista que usa el RC para desconectar de la monotonía, una pareja que no soporta el RC, una obsesión que va cada vez a más…añadiendo algo de picante con la joven Rachel, una piloto sexy que completa un extraño y friki triángulo amoroso.

Flying Cars (coches voladores) es una historia sobre Drew, un productor frustrado anclado en su trabajo de oficina, que se obsesiona con los coches RC a espaldas de su prometida, Sadie. Drew descubre una comunidad de coches RC en San Fernando y allí a una guapa piloto prodigio, Rachel, con quien se embarca en el proyecto de ganar un concurso de saltos. Durante sus escapadas de casa y del trabajo para quedar con Rachel, descubren que no solo coinciden en su pasión por el RC. Con su boda próxima, las mentiras de Drew crecen a la par que sus saltos.