Oct 112017
 

Desde MDL nos remiten estas fotografías como muestra de uno de esos casos en los que un usuario se salta todas las medidas de seguridad a la hora de tratar con baterías de litio y acaba teniendo problemas, que podrían haber sido mucho peor. Y decimos que podría haber sido peor porque afortunadamente el depósito del coche estaba vacío y su propietario detectó un olor extraño y acudió para encontrarse su bandeja de radio en llamas.

Nos parece una buena ocasión para recordaros que las baterías de Litio no son peligrosas, a menos que se utilicen indebidamente o no se tomen las precauciones necesarias para evitar problemas mayores en caso de malfuncionamiento. La tecnología de estas baterías nos rodea prácticamente en el 90% de los dispositivos inalámbricos, como móviles, tablets, auriculares inalámbricos, mandos de consola…todos ellos tienen baterías de Litio en su interior.

Salvo casos muy concretos de fallo de diseño como le sucedió a Samsung con su Note 7 o excesivo uso superando los ciclos de carga y descarga, lo normal es que estas baterías no den problemas. Si es así ¿por qué en el RC nos encontramos tantas fotografías de coches quemados, baterías ardiendo y problemas del estilo? Hay varios factores causantes de estas situaciones y los vamos a ver a continuación.

¿Por qué en el RC fallan más las LiPos que en otros dispositivos?

Los dispositivos inalámbricos que usan baterías de Litio han sido diseñados específicamente para albergarlas en su interior de la forma más segura posible, además de estar programados para funcionar dentro de los parámetros de estas baterías, sin sobrecargarlas ni descargarlas de más. Además, en estos casos se encuentran protegidas en el interior del propio dispositivo de modo que es difícil que estén expuestas a un daño físico directo.

Sin embargo, cuando hablamos de baterías de Litio dentro del sector del RC nos encontramos ante unas circunstancias totalmente diferentes, con productos de distintos fabricantes y distintas calidades, que no han sido pensados para trabajar específicamente entre ellos, sino de un modo general. Esto significa que en ocasiones tenemos que instalar una batería de Litio en un emplazamiento que tal vez no se ajuste a la perfección o no ofrezca la protección suficiente.

A esto hay que sumarle que el uso que le damos en nuestros vehículos radiocontrol a las baterías de litio dista mucho del que pueden tener en el interior de un teléfono móvil. Vibraciones, golpes, altas temperaturas o descargas excesivas, son solo algunas de las torturas que padecen las baterías de litio en nuestros coches RC. Además, puede ocurrir que el cargador que elegimos en su día no cuide las baterías como debe o que lo estemos usando mal y con cada carga las estamos castigando.

Por estas razones, no podemos catalogar su fiabilidad y durabilidad usando el mismo listón que las baterías de otros dispositivos y por lo tanto, debemos tomar precauciones.

Precauciones a tomar a la hora de cargar una batería de Litio

Aunque pueda parecer que conllevan una gran serie de cuidados, en realidad el mantenimiento de las Lipo puede resumirse en unos sencillos pasos:

  • Usar un buen cargador
  • Instalarlas en el lugar más protegido posible del vehículo rc
  • No cargar ni descargar al máximo
  • Si no se van a usar, pasarlas por el cargador en modo Storage
  • No cargarlas instaladas en el vehículo rc
  • Cargarlas y almacenarlas en bolsas ignífugas
  • Nunca dejarlas cargando desatendidas, ni siquiera en otra habitación
  • No usar si los cables están pelados o mal soldados
  • No usar si la batería está inchada
  • Bañarla en agua con sal durante 24 horas antes de deshecharlas

Con estos 10 sencillos consejos, no deberías tener problemas usando baterías de Litio, esperamos que te sean de utilidad.

Recuerda compartir esta noticia para que todo el mundo sepa cómo tratar debidamente una Lipo.

  Un comentario en “Las baterías de Litio no son peligrosas. 10 consejos para tratarlas correctamente”