Sep 132018
 

Hoy os traemos la primera entrega del reportaje en el que estamos trabajando junto a Modelix Racing para analizar sus motores pre-rodados y las ventajas que aportan al usuario final. Se trata de un rodaje completo y funcional gracias al cual los motores se suministran en condiciones óptimas de uso, pudiendo incluso estrenarse directamente en carrera si es necesario.

El primer motor de este tipo que hemos podido poner a prueba es el M4R Ceramic, un modelo al que precede la reputación de estar tan apretado de origen que puede llegar a necesitar 5 o 6 litros de rodaje antes de empezar a rendir debidamente. Gracias al rodaje previo el M4R se convierte en un motor fácil de arrancar en mesa desde el primer momento y necesita solo entre 6 y 8 depósitos para estar totalmente operativo.

La idea de rodar los motores viene de ver a la gente con problemas para rodar los motores, por lo que decidimos buscar un proceso que consiguiese que los motores estuviesen rodados siempre con las mismas condiciones y parámetros.

Para esto usamos un rodaje en baño de aceite que dura unas 11 o 12 horas dependiendo de la dureza del motor, tiempo en el cual se controla en todo momento la temperatura y revoluciones del motor. Una vez alcanza nuestras especificaciones de dureza y pistón, damos el rodaje por acabado.

Marc Ibars, Modelix Racing (su entrevista continúa en el vídeo)

Para la preparación de este vídeo se grabó al completo el proceso de primer arranque, primera entrada a pista y varios de los depósitos completos hasta llegar al litro recomendado por Modelix para dejar el M4R totalmente operativo. Para evitar hacer el vídeo demasiado largo y aburrido, además de lamentable por el ritmo de nuestro reportero en pista, nos hemos centrado en los puntos principales:

  • Primer arranque
  • Primera vuelta en pista
  • Temperatura tras cuatro depósitos
  • Opinión tras 8 depósitos
  • Rendimiento en el noveno depósito

De modo que aquí os dejamos la primera entrega de los motores Team Edition de Ultimate Engines, llevada a cabo en las magníficas instalaciones del Club RC La Nucia, agradeciendo la hospitalidad con la que siempre nos reciben. Gracias también a Roberto Molina por acogerme en su casa y ayudarme en todo el proceso de grabación y rodaje ¡Sin él no sería lo mismo!

¡Compartiendo nos ayudas a hacer más reportajes! Mira los que tenemos pendientes

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.