Abr 232012
 

Como cada carrera en la que participo, aquí tenéis un “tochito” con todas esas sensaciones y todos esos momentos de la carrera de Palos de la Frontera, a la que denominamos Palos Racing 2012 para cambiar un poco la fea tradición de nombres típicos en las carreras españolas. (Almenos suena diferente =) )

La organización tenía contada una inscripción de ni más ni menos que 22 pilotos de Huelva y Sevilla, de los cuales llegaron a venir 20 pilotos justos. Participación de personas como Losky, Isco, Santana, el mismo Rafa Japón (Si estás leyendo esto, espero que vaya bien todo)… Un nivel muy bueno y un ambiente insuperable para un domingo de carreras que al menos para mí ha sido perfecto. Desde aquí darle las gracias a todos ellos y a los organizadores que se portaron genial.Ahora pasemos a lo realmente personal de la crónica.

PULSA CONTINUE READING PARA LEER LA CRÓNICA COMPLETA Y RECUERDA, CUALQUIERA PUEDE ENVIARNOS SUS CRÓNICAS PARA QUE LAS PUBLIQUEMOS EN NUESTRA PORTADA

PALOS RACING 2012

PALOS RACING 2012

Mi mañana comenzó con altibajos. El motor seguía yendo muy mal, tenías que poner un ralentí muy alto para poder rodar sin paradas, y una carburación rica de abajo para que llevase una temperatura menor a 100º que es cuando la dilatación del grupo hace el efecto de menos compresión. (Vamos, literalmente gordo, acelerado, y teniendo que llevar un gatillo algo alegre).

Aún así, salí la primera manga sin pisar el circuito, y puse un juego de gomas para probar. No fueron bien, volqué un par de veces y nada la di por perdida.

Segunda manga, salgo muy bien y mantengo una media de 2.5 segundos encima de mi vuelta rápida, llegando a hacer una segunda posición holgada de parrilla, únicamente siendo superado por el gran Losky.

Para la tercera manga, decidí no salir y cambiarle los rodamientos al motor para las semifinales y la finales, que todos acabaríamos haciéndola, y yo creí suficiente mis pruebas. Por lo tanto, clasificamos 4º en la parrilla de salida, tomando la referencia de mis dos mangas hechas, la mala y la buena.

La semifinal la corrí con muy malos augurios. Fue salir y en los 20 minutos que duró, el motor se empecinó en fastidiarla lo más que pudo. 4 paradas, aún así, rodando super rápido y adelantando todo lo que pude, quedé 4º de la misma (Menos mal que se trató de la semifinal  lenta dentro de las dos) Cuando bajé, limpie el coche y cambio de bujía, pues parecía ser que no le sentó nada bien el trabajar graso.

Para la final, efectivamente, salimos con nervios, con el mismo juego de ruedas con las que corrí todo lo anterior, y la de Lepe, que sorprendentemente aguantaban; Sí tenía un juego nuevo reservado, pero decidí no gastarlo pues pensaba que el motor no me dejaría correr con tranquilidad, y mi papel era imposible… La bujía estaba tocada en la semifinal, y con el coche acelerado y sacrificando muchísimo en las curvas para evitar que bajara mucho las vueltas, fui desde una salida muy mala en 10ª posición escalando, luchando con Isco que llevaba en aquel momento la segunda plaza. Todo fue correctamente y pude alcanzar la 2ª posición durante mucho tiempo, es más, era la posición que llevaba ya para el final si hubiese bajado el ritmo pero hubiese sido constante pues ya tenía algo de sandwich por medio. Justo en el último repostaje, cuando iba a bajar la rampa de la salida del box, una cabeza de un piloto baja para hablar con el mecánico y me impide ver que el coche había salido doblado. Como no podía soltar mucho el gatillo tras el repostaje para evitar que el salto de temperatura me parara el motor, aceleré sin pensarlo en la “maldita” rampa sin poderlo ver. Cuando se escucha “Ras”. Había sacado una rueda del carril de boxes hacia el exterior, y el coche salió lanzado hacia la valla que estaba pegada al box. Cuando me ponen el coche en pista, NO LO PODÍA CREER, a falta de 4 minutos destrocé algo. Acababa de estropear la carrera que estaba saliendo redonda. Rotura final y con mucha suerte: Trapecio delantero. Fracturado en varias aristas.

Palos racing

Palos racing

Para que os hagáis una idea, acabé 5º tras abandonar a falta de 4 minutos. La ventaja era muy grande la de cabeza, rodando a casi 1 segundo y medio más rápido en la mayoría de la carrera. Rocé el cajón de nuevo, pero esta vez el sabor de boca era inmejorable salvo por el motor. ¡Necesita de un Titinizado ya!

Noticias relacionadas

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.