Sep 172013
 

Recientemente tuvo lugar la Neobuggy 2013 (Neo 13), una de las carreras internacionales con más prestigio y repercusión en el mundo del RC. Como con todos los eventos importantes, desde IRC dimos una cobertura tan cercana como pudimos, con fotografías, información e incluso una entrevista exclusiva a Agustín Illanes en su llegada al aeropuerto de Málaga, tras su espectacular octavo puesto en esta carrera.

Hoy os traemos en exclusiva, la crónica que ha elaborado Agustín Illanes resumiendo todos los días del evento desde su llegada, pero además ha realizado un gran trabajo escribiendo para nosotros las subfinales de otros pilotos españoles en la Neo 13, para que no nos perdamos ni un solo detalle. Sin más, os dejamos con la crónica de este joven piloto que cada día da más que hablar en el panorama nacional e internacional.

El pasado 22 de agosto comenzaba la “ NEO 13 “, una de las pruebas internacionales más prestigiosas de este hobby, que se disputaba en la universidad de Harper Adams, Reino Unido. Con la escusa de que mi hermano estaba viviendo en Inglaterra, decidí pasar una semana de carreras allí junto a otros amigos españoles. El día antes de la carrera ya estaba en inglaterra y asistí a una peculiar y divertida cena multilingüe con los amigos de Modelix, en cuya mesa era normal escuchar un diálogo en Español, Catalan, Italiano e Inglés…¡al mismo tiempo! Tras esto, regresamos a nuestro hotel para llegar descansados al primer día de la Neo 13, el día de los entrenamientos libres.

PULSA SEGUIR LEYENDO PARA LEER EL RESTO DE ESTA COMPLETÍSIMA CRÓNICA QUE TE HARÁ SENTIR COMO EN LA NEO 13
RECUERDA QUE CADA NOTICIA QUE COMPARTES NOS PERMITE TRAERTE MÁS EXCLUSIVAS COMO ESTA 😀

FOTO 13_ Trofeo

 JUEVES 22

En estos entrenamientos intentamos tener una primera toma de contacto con el circuito, y pese a que el coche no me iba mal del todo, desenvolverme en circuitos desconocidos no ha sido nunca uno de mis fuertes. Después de un día completo de entrenamientos, con un total de 25 minutos en pista aproximadamente, mi ritmo no era demasiado bueno. De los integrantes españoles, Robert, Candel y Michael Todd fueron los que mejor cogieron el ritmo al circuito.

También me parece digno de mención el caso de Jose María Halcón, pues le perdieron el coche en el aeropuerto y pese a ello pudo hacer todos sus entrenos gracias a Edu Ameijide, quien le dejó su coche de repuesto. Por suerte, la maleta de Jose María apareció y pudo rodar con su coche al día siguiente.

Al acabar las mangas de este día, descubrí en la entrada del recinto un peculiar furgón, decorado de un modo que llamó mi atención ya que en él se podían apreciar imágenes de videojuegos. Decidí acercarme para ver con más detalle y descubrí que se trataba de de un camión cuyo espacio interior había sido habilitado como sala de videojuegos, con diversas pantallas planas (algunas incluso en 3D), volantes, mandos, etc…

Decidí pasar un momento a echar unas partidas en solitario al Gran Turismo, pero tras ver a un grupo de ingleses (entre ellos Elliot Boots) picándose con los tiempos en un circuito de karts, me uní al grupo y pasamos un rato estupendo intentando batir los tiempos de cada uno. Tal fue el pique, que acabamos saliendo de allí tan tarde que ese día no pude preparar el coche y tuve que hacerlo al día siguiente. Como recuerdo me queda, que ese fin de semana fui uno de los pocos que tuvo el honor de ganar a Elliot Botts en algo con ruedas aunque fuese en videojuegos 😛

la foto 4-1

VIERNES 23

El viernes, aun nos quedarían 2 entrenamientos de unos 8 minutos a cada uno y terminaríamos el día con una manga clasificatoria. En estas dos sesiones de entrenamiento ya empecé a sentirme algo más cómodo en el trazado, por lo que comienzo a ir probando algún neumático.

foto 2_ en la mesa

La humedad del trazado parecía evidenciar que el compuesto rojo (extrablando) iba a ser el adecuado. Así pues, en el primer entreno del día salgo con “ Square Impact Rojo “ y en el segundo, para confirmar la teoría anterior, un compuesto un poco más duro.

Esta prueba dio el resultado esperado y para la última salida del día, aun siendo manga clasificatoria, decido montar otro modelo; “ Hot Dices ”. La razón de esta prueba era principalmente descartar cosas para ir a lo seguro el día siguiente y pese a que este tipo de microtaco no era nada popular entre ninguno de los pilotos que veía, a mí me pareció una opción muy buena. Tenía algo más de agarre, y me pareció notar que podía ir más rápido que antes.

Como resultado, al salir a la manga cogía con relativa facilidad a los demás coches, con excepción de Michael Todd, que lo estaba haciendo francamente bien. Esta manga me colocaría 23º posición y puesto que la 20º posición me metía en semifinales, y mi tiempos mejoraban cada vez que salía a pista, pude estar un poco más tranquilo de cara a siguientes mangas.

SABADO 24

El sábado se disputarían 3 mangas clasificatorias. En lo que a los Españoles se refiere, Edu Ameijide pasaría el dia inmerso en un sinfín de pruebas con ProCircuit, Candel parecía ir cada vez más fino, Alex Venerossi no terminaba de ir cómodo, Robert tampoco parecía ir cómodo del todo (aunque a él se le notase menos) y Jose María tenía suerte si salía con el coche de una pieza. Realmente este circuito estaba siendo todo un desafío, pues la dificultad de los saltos hacía que cada fallo se convirtiera en un buen leñazo.

FOTO 3_ Jose maria y su mecanico

Respecto a mí, corrí las 3 mangas sin cambiar apenas nada y aunque estaba mejorando mis tiempos, cada vez que miraba la clasificación general, estaba en la misma posición o incluso más atrás. Cada vez estaban más cerca los de atrás y más lejos los de adelante. Todos estaban mejorando más que yo. Por suerte evité pensar demasiado en este tema gracias a la Dash 4 Cash, una espectacular carrera que terminó ganando Cody King y cuyo nivel hace a quien la presencia incapaz de otra cosa más que de disfrutar del nivel de los pilotos que la componían.

DOMINGO 25

El domingo quedarían aún 2 mangas y con mi entrada en cuartos casi asegurada y las semifinales algo lejos, me tomé estas dos salidas a pista como si de entrenos libres se tratara. Decido probar hidráulicos y muelles más duros, para ver si de esa forma puedo perder menos tiempo en la caída de los saltos. Esto dio el resultado esperado, sin embargo los tiempos aún estaban siendo lentos. Mientras yo era capaz de rodar en 35 y algún 34, había quien estaba rodando en 33 / 32…y 2 segundos de diferencia son muchos segundos.

FOTO 4_ preparandome para antes de la manga

El coche estaba yendo muy bien y en mi última manga salí con diferenciales recién hechos para rodarlos un poco, pero al contrario que me pasa en la mayoría de ocasiones, los diferenciales recién llenos no me hacían el coche más nervioso. Seguía yendo muy bien y con un par de vuelcos por tráfico, me clasificaría el 28º después de todas las mangas, lo que me llevaría a salir en cuarta posición de los cuartos B al día siguiente.

Aún era temprano para ir al hotel, y puesto que allí hacían unas pizzas muy buenas y gracias a que Alex Venerosi pedía una diferente cada día, sabíamos perfectamente la combinación perfecta de ingredientes 😛 Comí tranquilamente, arreglé el coche para los cuartos de final con la ayuda de mi mecánico y aún me sobró tiempo para ver los 1/256, que es donde salía Jose María.

foto 5_Pizza venerosi,s style

En esta carrera, el sevillano se defendió muy bien, llegando a estar algunos minutos en 3º posición. Pero los nervios le hicieron volcar un par de veces seguidas, por lo que la opción de pasar ronda era cada vez más complicada. El querer recuperar el terreno perdido le hizo cometer más errores aún, llegando a dar golpes muy duros, pero su coche parecía aguantar estoicamente todo lo que le echaran.

En la última vuelta, en el salto más grande del circuito donde se llegaba a alcanzar una altura de 4 metros, el piloto de Lebrija deleitó a los presentes con un backflip, y fue para nosotros un precedente. En algún momento, todos nuestros coches iban a pasar por allí por última vez, así que todos tendríamos la oportunidad de partirlo…digo… de intentarlo! 🙂

LUNES 26

Llegaba el día de las subfinales; el realmente importante.

El primero en correr sería Juan Guillermo Carrasco. Esta carrera no llegue a verla en directo, pues yo llegaría 1 hora más tarde al circuito, pero gracias a los demás pilotos españoles que la vieron y a la charla que tuve luego con Juan Guillermo y su padre pude saber que en sus 1 /32, tendría una mala salida, pero pronto fue remontando posiciones y para cuando salió de repostar por última vez, estaba cuarto dando caza al tercero. Cuando quedaban 3 minutos para el final y con el 3º puesto mas o menos asegurado, la mala suerte apareció y el tornillo de su motor se saldría dejando su campana deambulando por el interior de la carrocería.

FOTO 6_ Equipo guillen

Una hora después, mi hermano y yo llegábamos al circuito con tiempo para poder ayudar a Alex Venerossi en sus octavos A. Aquí, el piloto de Modelexpert probaría un compuesto un poco más duro, dado que el calor de este día era poco usual por estas latitudes y todo parecía indicar que era el adecuado. Sin embargo después de una vuelta de calentamiento entraría para volver al compuesto más blando de la gama, el rojo, ya que el coche parecía inconducible. En solo 2 minutos cambiamos sus neumáticos y, después de una difícil salida, pude apreciar como Alex podía remontar posiciones sin embargo, en la tercera vuelta, su servo de gas dejó de funcionar.

Esto fue un duro golpe para el piloto sevillano, pero os puedo asegurar que me afecto mucho a mí también. Ya sabemos que el mundo de las carreras es así y que es cuestión de suerte, pero estar tan lejos de casa y ver la suerte que estaban corriendo mis amigos era un posible anticipo de lo que podría estar esperándome…

FOTO 7_ edu arreglando su coche para la subfinal

Después correría Edu Ameijide, el cual venía de remontar desde 1/16 y que acabó su historia en 1/8 de final. Y aunque tuvo una parada a falta de 30 segundos por arriesgar en la estrategia de repostajes (10 minutos), la verdad es que le faltaban unas décimas por vuelta para poder tener opciones de pasar de ronda.

Continuaría Michael Todd, en ¼ A. Con una salida muy buena se colocaba en posiciones de cabeza, llegando a estar en cuarta posición después de unas curvas. Conducía de forma suave y elegante, como siempre suele hacer él; sin embargo después de unas vueltas, aterrizaría de un salto encima de un coche volcado, lo que le hizo volcar y dado que esto se produjo a poco tiempo de comenzar la subfinal, Michael perdería muchas posiciones. La única esperanza del piloto “ sevillano “, era la de no fallar demasiado y adelantar en los repostajes, pues como suele pasar con este hombre, es capaz de sacar un consumo muy bajo, pudiendo entrar así una sola vez en los 20 minutos.

Llegando por el minuto 6, esperábamos la oleada de repostajes y ver la progresión que esta estrategia le daría a Michael, sin embargo el tiempo pasaba y solo 3 o 4 coches pasaban por boxes. Al llegar el minutos 10 se confirmaba lo que temíamos; más de la mitad de los coches llevaban esta misma estrategia, por lo que las oportunidades de superar ronda de Michael se esfumaban casi por completo. Poco pudo hacer los 10 minutos restantes, donde su ritmo era parecido a los de cabeza, pero no bastaba para recortar la ventaja que ya le llevaba el 4º clasificado.

Después vendría yo, en ¼ B y montando la rueda que mejor me fue durante las mangas, la Hot Dices Roja, saldría cuarto en parrilla de salida. Mientras subía las escaleras del pódium, he de reconocer que estaba muy nervioso, pero al dar unas vueltas y conducir mi coche, me fui haciendo a la idea con cada curva de que, al fin y al cabo, se trataba de otra carrera más.

Empezábamos desde la cuarta plaza con una salida accidentada, pues por no querer golpear el coche de delante me golpearía a mi el de detrás, así que tras un mal comienzo, fui remontando poco a poco hasta llegar a la 3º posición. En ese momento me encontraría sin tráfico por primera vez en la carrera y fue aquí donde me di cuenta de lo bien que iba el coche y de lo cómodo que me resultaba el circuito. En poco tiempo cogería al segundo y primer clasificado, y pese a que casi todos los de mis cuartos repostaron una sola vez en los 20 minutos de subfinal, pude paliar esa ventaja con regularidad y siendo precavido con los doblados.

FOTO 8_ resultado de los cuartos de final

En los últimos minutos, cuando parecía segura la primera posición, me pareció notar una pequeña perdida de agarre. Esto no repercutió en el final de mis cuartos, donde acabaría primero, pero me dio que pensar para la semifinal.

Tras estos cuartos que tan buen sabor de boca me dejaron, era el turno de Ignacio Candel, el cual iba a luchar en semifinales por una plaza en la final.

Ignacio venía de hacer unas mangas bastante buenas y parecía ir bastante cómodo en el trazado inglés, sin embargo al poco comenzar su semifinal su motor falló, al parecer por problemas de carburación y lo que en un regional se traduce como unos segundos carburando y un par de posiciones perdidas, en esta carrera es la diferencia entre optar por algo y no tener la más mínima posibilidad de pasar ronda.

FOTO 9_ 2_ candel con el coche preparado

Yo mientras tanto, tras unos minutos hablando con el equipo de Procircuit, se me aconseja poner un neumático algo más duro, pero yo había tenido muy buenas sensaciones con el neumático más blando, por lo que fui a pensarlo mientras que terminaba de ver los resultados de la semifinal A… y en esos folios veía como el 6º piloto de esta subfinal, rodó 1 segundo más rápido que yo en vuelta rápida. Esto, y esa pérdida de agarre en las últimas vueltas de mis cuartos me convenció para hacer el cambio y montar hot dices morada.

Y así comenzaba mi semifinal con el número 11 en la salida. Mientras la cuenta atrás se efectuaba recordaba la conclusión a la que habíamos llegado mi hermano y yo. “Si queremos llegar 6º, tendrás que correr los mejores 20 minutos de tu vida“

foto 10_ pegando la hot dices morada_

Comenzaba la carrera y en la salida, corrigiendo mi error de cuartos, me acerco al coche de adelante tanto como puedo para meter presión desde el primer momento. Mi táctica fue tan efectiva, que el coche de adelante se engancho con otro, encontrándome de repente con la melee.

Después de salir de aquí en penúltima posición y de que empezara a rondar la idea del backflip de despedida por mi mente, empiezo a tirar con más alma que cabeza. No me importaba volver a fallar o que diera un mal golpe que me dejara fuera de la subfinal. Solo me dirigía a los interiores de cada curva con rabia y entre tanto me parecía ir adelantando algún coche volcado hasta que en el minuto 5 mi hermano me informa de que a pocos segundos llevo un pelotón de 5 o 6 coches y el primero de ellos era el 6! Bajé un poco la agresividad en la conducción, y en poco tiempo estaría tras este numeroso y compacto grupo. No es la primera vez que estaba en una situación así y veía como casi en cada curva se efectuaba algún adelantamiento. Sin duda, esta era la razón por la que les había dado alcance tan rápido y tras un par de vueltas sin saber por dónde meterme entre tanto coche, el segundo del pelotón (7º clasificado) falla en una zona de saltos grandes.

Faltándome unos metros para llegar a éste salto, decido cogerlo por la zona que menos usaban los pilotos para pasar, (ya que el salto se dificultaba al hacerlo por ahí) y así aterrizar en la zona donde no estaba este coche volcado y esta fue sin duda, una de las mejores decisiones que tomé en Harper Adams. Mientras que iba en el aire por el gran impulso que obtuve, pude ver como cada coche del pelotón se estrellaba contra el primer accidentado. Uno tras otro, hasta 4 coches, se quedaron en una misma zona enganchados. Yo pasaría a tan solo unos centímetros de todo aquello, dejándome en 7º posición y teniendo al 6º a tan solo unos metros.

Una vuelta después me llamaría mi mecánico para el primer repostaje y pude ver como casi todos los coches pararían como yo en esta vuelta a repostar. Ver que casi todos íbamos con la misma estrategia de repostajes fue otra buena noticia más para mí.

Allá por el minuto 10, la cosa no había cambiado demasiado. Yo conducía sin errores y el coche de adelante parecía mas cerca o mas lejos según la vuelta que pasaba.

foto 11_ corriendo

Las vueltas pasaban y aún tenía el mismo coche delante. Iba a un 95 % de mis posibilidades y si nada cambiaba, pronto sería el momento de poner toda la carne en el asador. Justo antes del ultimo repostaje, ese coche naranja al que llevaba siguiendo media subfinal se encontró con otro. Yo entro en boxes dejándolos a ellos en pista y tras un par de vueltas, entran los dos juntos a repostar. No tengo muy claro que pasaría con ellos, pero el caso es que salí justo delante de ambos. Me seguían muy de cerca. Aquí, con pista libre y con un neumático que ganaba agarre cada vuelta que pasaba, mi hermano me informa de que voy en quinta posición.

Por un momento tengo la tentación de conservar, pero me viene el recuerdo de cómo me recuperé de esa mala salida. Sin miedo; tirando a tope. Desde ese momento tenía claro que así es como iba a terminar la NEO 13. Así es como iba a meterme en la final, o así es como iba a quedar en la calle.

Adelanté a algún coche volcado y algún doblado más y me estaba distanciando claramente de ese coche naranjita. Sin embargo, a falta de 3 minutos, choco contra un doblado en el aire y vuelco. Me levantan justo detrás del coche naranja; me informan de que este coche y yo estamos en la final y de que el verdadero rival es el coche de atrás, a unos 2 segundos de distancia. Tras una vuelta en la que el naranjita está delante de mí, veo como la distancia con el séptimo clasificado se reduce. Falta muy poco tiempo y no quiero tener que jugarme el pase a la final en la ultima vuelta, por lo que yendo cerca de este coche naranja en la recta grito “go go go!”, que es algo asi como “venga tira hombre ya co**nes!”

Oí a alguien gritar “OK “ en el pódium y justo un segundo después, el coche naranja vuelca a final de recta (seguramente por perder la atención al hablar…ups) Tras sentirme algo culpable unos segundos, pongo de nuevo el ritmo que traía hasta que falta media vuelta, donde adelanto con cautela al peligroso doblado con el que volqué unas vueltas antes, para en unas curvas después, acabar mi semifinal en quinta posición. (NOTA: Me tranquilizó saber que el 6º clasificado fue finalmente el coche naranja, por lo que el gritar “ go go go “ quedaría en una anécdota graciosa para él también… 😀 )

No voy a poner todo lo que significaba en ese momento entrar en la final para mí; tan solo diré que después de que se bajaran todos los pilotos del pódium, Edu Ameijide tuvo que subir para bajarme de allí varios minutos después.

Después de las felicitaciones de todos los españoles y revisar el coche con detenimiento, estábamos en el pódium con los mejores pilotos de este mundillo y tras desear suerte a Robert Batlle mi final comenzaba en la undécima plaza.

FINAL

12

Después de salir mal en cuartos y semis, intenté dar espacio a los coches de adelante y de atrás y aunque no creí que fuera a dar resultado, la cosa pintaba bien hasta llegar al primer salto, donde un coche aparece frente a mí sin saber de dónde exactamente. Aquí mi reflejo es el de esquivarle cogiendo el salto de lado y cayendo sin dar ningún golpe fuera del circuito, y para cuando entré de nuevo en el trazado, solo había perdido un par de posiciones. Después de esto, comenzé a tirar todo lo que pude, llegando a volcar varias veces en las primeras vueltas.

Dado que no tenía nada que perder, me tiré prácticamente toda la final intentando adelantar a cada piloto que encontraba por delante y colgarme a cada piloto que me doblaba sin estorbarle demasiado. Durante la final no sabía que resultado llevaba en ningún momento, pero dado los vuelcos que estaba teniendo y lo rápido que me pasaban Robert, Jared, Elliot, Ryan, Cody etc… suponía que iría muy atrás. De vez en cuando adelantaba a algún coche volcado y estuve rodando al ritmo de Joseph Quagrine (JQ) un buen rato.

Al cabo de unos minutos, en el segundo repostaje, mi motor se paró en el carril de boxes al salir de repostar. Esto se repitió en cada repostaje hasta el final de los 45 minutos. Al día siguiente descubriría que estas paradas la causaban un macarrón en mal estado del presurizador, haciendo que el motor fuese muy al límite a bajas revoluciones, lo que hacía que dejar el motor en marcha mientras que se abría el deposito fuese una autentica misión imposible. No obstante, eso no cambio para nada mi planteamiento de carrera. Yo seguía disfrutando de mi final y además, viendo un pique tremendo entre Robert Batlle y Elliot Bootts.

Al terminar la carrera e intentar el back flip prometido a los españoles en las últimas 2 vueltas ( con resultado negativo… ) pregunté por mi resultado a mis mecánicos y me lleve una grata sorpresa al saber el resultado, pues con la final tan “mala” que había tenido, el último puesto era, sinceramente, lo que me esperaba.

Como apunte interesante, puedo decir que al poder rodar con el 5 veces campeón de la neo race, Jared Tebo, pude apreciar, además de su peculiar forma de pilotar, que era el único que me recortaba en los sitios del circuito “sencillos “, al contrario que Robert, Elliot y demás tops, que lo hacían en las zonas que solemos estar acostumbrados (las más complicadas).

Por último, con el trofeo del octavo puesto en la final, solo nos quedaba recoger rápidamente todo el material, pues 20 minutos después de finalizar la carrera, el circuito y el paddock estaban ya casi desmontados.

FOTO 13_ Trofeo

Entre tanto, se me perdieron 5 juegos de ruedas nuevos que esperaba recuperar, pues las cámaras y miembros del evento rodeaban todo el pabellón, sin embargo, al parecer, las cámaras y mi solicitud no fue suficiente como para que la organización se implicara. Un pequeño contratiempo que no empañaría mi gran día, siendo uno de los más felices que he pasado con este hobby.

Para despedirme, me gustaría dar las gracias al equipo de Procircuit, por su atención y consejos cada vez que requiero de ellos, a Modelix Racing cuyo material y pilotos hacen que cada día mejore más, a todos los pilotos y mecánicos españoles que se desplazaron a esta carrera por hacer tan divertidos los ratos de “no carreras“, a infoRC por su seguimiento tan cercano del evento y de los pilotos nacionales y a todos los amigos del RC que me apoyaron desde España (WhatsApp, Facebook felicitaciones en persona al llegar a España…) Eso no lo olvidare fácilmente!

Un saludo y nos vemos en los circuitos!”

NOTA DE INFORC: Agustín se ha olvidado de comentar en su crónica, que fue el único piloto que al subir a por su trofeo les dio un beso a las chicas Neo, “spanish tradition” 😀

Enhorabuena Agustín por el estupendo resultado y muchas gracias por compartir tu Neo 13 con todos nosotros. A todos los lectores, recordad compartir esta pedazo de crónica, Agustín se lo ha ganado escribiendo tanto 😀

Noticias relacionadas

  Comentar en “Crónica en exclusiva: Neobuggy 2013, por Agustín Illanes”

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.