May 212018
 

A pesar de que el nuevo modelo de Mugen lleva ya algún tiempo en el mercado, tras una publicación en Facebook muchos de vosotros mostrasteis vuestro interés en que realizásemos un reportaje de unbonxing y montaje del mismo, algo a lo que no pudimos negarnos y nos pusimos manos a la obra.

Del montaje de este coche se ha encargado Roberto Molina, colaborador ocasional de infoRC y mecánico de nuestro reportero, quien por su parte se ha encargado de asesorar a Roberto para una correcta elaboración de la parte visual de este proyecto. Os dejamos con las opiniones de ambos sobre el montaje y el uso en pista y la galería de imágenes.

El montaje del MBX8 ha sido de los que más he disfrutado de todos los Mugen que he montado. Todo encajaba en su sitio, con precisión y con la holgura necesaria para no necesitar demasiados ajustes con lija o dremel, salvo la clásica broca recomendada en los trapecios para garantizar la suavidad de la suspensión. En cuanto a componentes, todo tiene la misma calidad a la que Mugen nos tiene acostumbrados.

El kit viene separado el bolsas enumeradas que solo hay que seguir en el manual para su montaje. Este sistema lo lleva usando Mugen desde sus inicios y basta con seguirlo paso a paso. Aunque el diseño exterior del manual ha sido renovado y da un aire más fresco y actual, se siguen usando los mismos diseños de piezas y ensamblaje, haciendo muy fácil entender la descripción del montaje.

Los cambios de este nuevo modelo ya los conocemos, pero los que más llaman la atención son los nuevos diferenciales de alta tracción, las nuevas cajas de diferencial que hacen más fácil desmontarlos, el soporte de alerón mucho más rígido o los trapecios, que en este caso son ciegos y permiten la opción de insertar rigidificadores de plástico o carbono. Al fin Mugen vuelve a usar caja de baterías, algo que se echaba mucho de menos y que algunos pilotos ya habían resuelto con piezas de terceros.

El nuevo sistema de fijación de los amortiguadores a los trapecios es algo incomodo, necesitando atacar el coche desde abajo para extraerlos, además de que es difícil saber cuando está el tornillo suficientemente flojo para sacar el pasador. Por lo demás, el mantenimiento es como en los modelos anteriores, pero más sencillo gracias a algunas de las novedades como las cajas de diferencial o bancada de diferencial central.

Roberto Molina

He podido estrenar el MBX8 montado por Roberto en la primera prueba del Campeonato de Málaga 1/8 TT Gas 2018 y lo primero que noté respecto al MBX7R es que este nuevo modelo tracciona mucho más. Lo noté por primera vez en un vuelco, con las cuatro ruedas hacia arriba, dí un toque de gas y cuando las de alante rozaron ligeramente el suelo, el coche se revolvió por completo y dio un giro sobre sí mismo. Seguramente Batlle lo habría puesto derecho, yo seguí volcad0 (ver video) 😛 .

Me costó un poco hacerme a todo, ya que también estrenaba motor y el circuito, en el que solo había rodado antes un poco con un coche prestado, estaba bastante difícil, con baches y polvo. Cuando comencé a sentirme cómodo con el equipo, me di cuenta de que el MBX8 me permitía sacarle provecho de un estilo de conducción lineal, muy útil para circuitos con tierra suelta donde buscamos derrapar lo menos posible y recorrer pocos metros.

Explicado de otra forma, me permitía hacer las curvas y en el momento que tenía la siguiente curva encarada, daba gas a fondo en línea recta. Siguiente curva, gas suave, encaras la próxima y gas a fondo. Es un estilo casi opuesto a trazar y usar las inercias, pero me resultó muy práctico. A pesar de esto, el coche permitía trazar, pero al pillar tierra suelta, sus reacciones eran difíciles de controlar por lo rápido de las mismas, de modo que elegí la otra forma de conducir para no arriesgarme con derrapes inesperados.

Finalmente conseguí remontar cuartos, semi y acabar sexto en la final, de modo que el estreno no podría haber sido mejor. Muy buenas primeras impresiones con el setup estándar de Robert Batlle, en el que solo modifiqué las suspensiones (550/450), el diferencial central (de 5000 a 3000) y el casquillo de antihundimiento delantero del tren delantero, del centro a arriba. Diría que es un coche pensado para ir fino con la emisora y por el sitio, como se suele decir, de estos que parece que vas lento pero luego salen los tiempos.

Ahora toca rodar más con el coche y ver qué otras diferencias noto respecto al anterior y ver cómo se comporta en otras condiciones.

Miguel Zambrana

Clic aquí para ir a la galería de imágenes

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.