Dic 202012
 

Ocho meses sin coger una emisora. Así se resumen los meses que he pasado desde la Neobuggy 2012, tras la cual lo máximo que he cogido un coche teledirigido han sido unas pocas vueltas con algún coche prestado para matar el gusanillo…¡¡aunque al soltar la emisora el gusanillo lo que hacía era empeorar!! Creo que con esta breve explicación puede resultar sencillo imaginarse mi alegría cuando finalmente confirmé que podía asistir a la Carrera del Polvorón 2012 en el circuito de Alhaurin de la Torre.

En esta crónica no solo voy a contar mi día de carreras como hago siempre, sino que además esta es la primera entrega de mi serie de reportajes a la que he llamado “10 litros con Modelix Racing” por lo que prestaré un poco más de atención de lo normal al funcionamiento y evolución en lo referente a desgaste de los servos Power HD DC1217MG y el motor Novarossi P5XL durante 10 litros de combustible que en este caso será Nitrolux.

HAZ CLIC EN CONTINUE READING PARA LEER LA CRÓNICA COMPLETA
RECUERDA COMPARTIR ESTA NOTICIA PARA GANAR PREMIOS

 

MBX6 alhaurin de la torre

Como he dicho en la introducción, me alegré mucho de poder ir a esta carrera, de hecho…me puse tan contento que escribí un texto en mi móvil: “We! corro este domingo la del polvorón ¿Me echas un cable?” y se lo mandé a varios de mis amigos por WhatsApp para ver si conseguía al menos, un mecánico…¡¡al final fuí a esta carrera con 5 acompañantes!!  Por orden de antigüedad, Rober, Asís, Jose, Caro y Dani. Acabaron haciendo, por orden de nombres: mecánico, mecánico, fotógrafo, fotógrafa y Dani…Dani hizo de amigo lesionado con muletas que viene por primera vez a una carrera para ver de qué va el tema 🙂 Así que antes de continuar con la crónica, tengo que darle las gracias a esta panda por acompañarme a mi “regreso” a los circuitos, Rober y Asis hicieron un excepcional trabajo como mecánicos, Jose y Caro unas estupendas fotos y Dani animó todo el tiempo a, como él nos llamaba, el equipo HRT.

amigos Polvoron

Como la carrera se celebraba a 15 minutos de mi casa, no hubo necesidad de pegarse el madrugón de costumbre, así que levantarnos a las 8.00am fue más que suficiente para llegar a tiempo al circuito donde además el comienzo se retrasó ligeramente, dándonos un margen para acomodarnos y charlar un rato tranquilamente. Nada como empezar una carrera sin estrés 🙂

El tiempo había estado amenazando durante toda la semana, el pronóstico era de lluvia para el sábado y nublado el domingo, por lo que cabía esperar barro en el circuito. Finalmente no fue así, el sábado no llovió y el domingo hizo un día que como podéis ver en la foto de arriba, permitió ir en mangas cortas a partir de las 11am. La trazada del circuito se encontraba en buenas condiciones, con algún bache y un poco de polvo, lo normal en un circuito antes de comenzar una carrera. La humedad del suelo dio un poco de agarre extra, sobre todo en las primeras mangas de la mañana. Tras la brevísima reunión de pilotos “Aquí todos nos conocemos y ya sabeis de que va el tema, ala a prepararse” 😛 se organizaron las series de pilotos. Yo salía en la serie dos.

Mugen MBX6 desde arriba

Como puedes ver en la fotografía de la izquierda, llevé el Novarossi P5XL envuelto en papel de aluminio. Decidí hacer esto ya que lo llevé a la carrera con solo dos depósitos de uso que pude hacerle la tarde anterior, después de grabar este video. Lo cierto es que me pilló un poco el toro y por eso no lo pude usar un poco más antes de la carrera, pero recordé las palabras de Christian Gordi en este vídeo y pensé que podía acabarlo de rodar en las mangas. Solo necesitaba llevarlo graso y entre 80 y 90 grados.

Ese es el motivo de que decidiese liarlo en papel de aluminio, poder conservar la temperatura correcta. De no haber usado el papel de aluminio, un motor graso, con el frío de la mañana y una recta tan larga como la de Alhaurin, hubiera funcionado a temperaturas demasiado bajas que habrían derivado en un desgaste innecesario. Como nota curiosa, decir que varias personas se acercaron con cara de sorpresa solo para preguntar ¿y ese papel de aluminio? 😛

Tras ocho meses, diferente coche, diferente motor, diferentes servos…cada reacción de mi buggy en pista era totalmente nueva para mí, por lo que resultó ser buena idea acabar de rodar el motor en las mangas ya que el hecho de tener que conducir con un motor graso y sin darle mucha caña, me ayudó a ir más tranquilo durante mi tiempo de adaptación a todas esas novedades.

¿Mi primera sensación al echar el coche en pista? “¡¡Esto va mu gordo!!” 😛 ciertamente iba gordo como he dicho más arriba y podía hacer los saltos cortos del circuito muy justito, pero no los largos. Así que me dediqué a rodar y a pegarme a los chinos. Las reacciones del motor a pesar de ir tan graso eran buenas, con un ralentí estable a pesar de lo bajo que lo dejé. El coche, preciso y predecible en todo momento. Tuve que quitar desde la emisora un poco de freno y trimar ligeramente la dirección. Por lo demás, todo perfecto.

Acabé primero de mi serie en la primera manga y como el coche iba bien y yo no quería complicarme mucho, decidí seguirme adaptando sin cambiar nada en el reglaje, solo las ruedas. Pasé de unas Atomic X muy gastadas a unas ProCircuit Sweet shot en compuesto blando. Con este cambio mi tiempo mejoró de 7 vueltas en 5:11 a 7 vueltas en 5:03. En la segunda y tercera manga también conseguí quedar primero de mi serie. Al acabar la tercera manga, pudimos observar que por el uso, el motor se había ido afinando por si solo, ahora andaba más y la temperatura de funcionamiento era de 100º envuelto en el papel de aluminio, por lo que decidimos retirar el papel y cerrar un poco arriba. Esto sucedió tras unos 6 depósitos al motor, dos de la noche antes y uno y medio de cada manga, así que ya dí el rodaje por terminado. Tras las mangas, conseguí quedar quinto en la general. Esto me permitió salir en la semifinal A con el dorsal “3”.

Justo al acabar mi tercera manga, todos directos a comprarnos en el bar del circuito unas hamburguesas con patatas fritas, alimento que no debe faltar en un día de carreras 😛 Como teníamos tiempo hasta la semifinal, decidí cambiar la campana de embrague ya que llevaba 13 dientes y normalmente prefiero 14 para aumentar la suavidad de reacciones al dar gas. Al desmontar la campana encontré que los rodamientos de embrague estaban algo dañados, por lo que aproveché para cambiarlos además de la campana.

Salida semifinal A carrera polvoronEn la semifinal me concentré en lo más importante, conseguir una salida limpia. Mi plan era “quitarme de en medio” en la primera curva tras la recta de meta ya que ahí es donde suelen formarse accidentes monumentales porque normalmente los de atrás vienen más rápido y los de alante que están frenando para entrar en la curva, son golpeados, vuelcan, se lían…Salida limpia, primeras curvas siguiendo a Angel Roque, quien como cabe esperar empieza a distanciarse al poco de empezar la semi.

Intenté no olvidar mi forma de conducir en las mangas y seguí conduciendo como si el motor estuviese en rodaje, con aceleraciones suaves y progresivas. La diferencia estaba en la forma de afrontar zonas que en las mangas no pude saltar, como los dubbies que ahora han sido modificados para saltar 2+3 en lugar de 2+2+2. Lo cierto es que me la jugué un poco porque la ventaja que conseguí en la salida pude haberla perdido si el motor no hubiese respondido como lo hizo. Salté los dos primeros dubbies un poco largo y caí pasada la bajada del segundo, aún así decidí dar gas a fondo para saltar los tres restantes…y aunque no me salió perfecto, llegué al tercero cayendo sin problemas en la parte más alta de la bajada…vamos, que estuve a punto de pegarmela 😛 pero teniendo en cuenta que los metros de impulso no fueron suficientes, llegar en esas circunstancias ya fue todo un logro. Ya en las siguientes vueltas le tomé las medidas y pude hacer sin problemas todos los saltos del circuito. Pude acabar la semi en segundo lugar detrás de Angel Roque.

Cayendo los dubbies¡¡Pues no se estaba dando mal el día!! Hasta ahora todo había ido perfecto. Aproveché la Semi B para verla con mis amigos y charlar un rato con ellos, explicarles a alguno como funcionaban algunas cosas de la organización del evento como lo de llevar los coches a parque cerrado y relajarme disfrutando del buen tiempo que hizo. Cuando acabó la Semi B, recogimos el coche y fuimos a revisarlo…mejor dicho, Rober se puso a revisarlo, como he dicho antes el tío hizo una estupenda labor de mecánico. Cambiamos baterías, revisamos los tornillos, le dimos un aire…¡¡y a esperar a la gran final!!

En la final salí con el número cuatro, por lo que nuevamente me centré en hacer una salida limpia y quitarme de la curva de meta cuanto antes. Hice una salida buenecilla…de hecho fue bastante buena…es más…¡¡podría decirse que mi salida fue buenísima!! Tan buena que en la primera vuelta pasé el primero por la línea de transponder. Obviamente, con pilotos como Juanma Vera o Angel Roque esto no iba a durar NADA pero oye, alegría que me llevé en el momento jejejejeje. Era totalmente consciente de que esa posición no era real, así que cuando empezaron a adelantarme los que tenían que estar arriba lo asumí con solemnidad y buena cara, diciéndoles incluso que me avisaran para apartarme cuando quisieran. averia-mugen-polvoron

Conforme fue pasando la final cada piloto fue asentándose en su posición y la mía resultó ser la cuarta. Por delante rodaban Juanma Vera, Juan Carlos Canas y Angel Roque, así que estaba contento y cómodo con mi cuarta posición el día de la vuelta a los circuitos estrenando equipo. Era una cuarta plaza asegurada…o casi asegurada. A diez minutos de acabar la carrera noté que algo pasaba en el coche, al acelerar ya no traccionaba igual. Entré en boxes a que lo revisaran y se encontraron con lo que puedes ver en la foto de la derecha. Unos lo llaman mala suerte y otros, como Sergio de RCSetups.es, fallo de novato!! 😛 Parece ser que cuando revisamos los tornillos del coche nos dejamos el del cardan central trasero, lo cual derivó en la avería que me relegó a la última posición de la final y donde ya terminé por falta de tiempo para repararlo.

Siendo sincero, me molestó no poder acabar mi primera final, pero aún así no me podía quitar la sonrisa de la cara. Disfruté mucho cada minuto en el circuito. Los que me conocían de más tiempo en el RC como Rober o Asis se asombraron mucho al verme bajar del podio sin gritar ni maldecir 😛 de hecho, bajé comentando lo bien que había ido todo y lo divertido que había sido el día.

Limpié un poco el coche, recogimos y cuando estábamos a punto de irnos, recordé que en las carreras de Navidad…¡¡suele haber premios!! Efectivamente, pregunté a Juanma Vera padre y me confirmó que había premio para los 12 finalistas. ¡¡Bien!! 😛

premio-polvoronTodos los finalistas nos llevamos una cajita de mantecados de estepa, famosos mantecados “de toda la vida”. Así que en cuanto me dieron la caja la abrí y la repartí con mis acompañantes y con Pedro, el cocinero del bar del circuito que siempre nos trata estupendamente.

Resumen del reportaje “10 litros con modelix”. Me adapté rápidamente al coche y parece que no he olvidado tanto de como conducir uno de estos. Todo el material respondió estupendamente, el coche es predecible y sus reacciones son muy suaves. El motor me sorprendió por lo progresivo y estable que fue durante todo el día ya que no tuve ni una sola parada y su comportamiento fue inmejorable. Es cierto que es nuevo y como se suele decir, todos los motores nuevos van bien, por eso seguiré informando después de cada uso acerca de cómo se ha comportado y lo abriré a los 5 litros a ver cómo está por dentro. Por ahora después de poco más de dos litros puedo decir que me ha sorprendido que un motor tan económico, pueda ofrecer unas prestaciones tan buenas, proporcionando bajas y altas suficientes para cualquier piloto de nivel medio-alto, siendo estable y fácil de carburar además. Algo que me llamó la atención fue el primer arranque ya que estaba bastante duro y se clavó un par de veces, pero una vez arrancado y rodado un depósito a 80 grados, todos los demás arranques fueron suaves a pesar de tener el motor muchísima compresión. Después de esta carrera su compresión es muy elevada, pero sin enganchones.

Si aún es pronto para sacar conclusiones del motor, también lo es para sacarlas de los servos, pero puedo decir que en su primera carrera se han comportado estupendamente. Rápidos, precisos y permiten montar LiPo sin necesidad de regulador. En posición estática son unos servos bastante sonoros, pero no es nada preocupante ya que conozco casos como el de Agustín Illanes, que llevan más de un año con los mismos servos sin tener ni un problema.

Y hasta aquí la crónica de esta carrera que tras tantos meses de parón, me ha vuelto a hacer que lo pase como un enano en un domingo soleado rodeado de amigos y compañeros de hobby. Sin duda, uno de esos días que me hacen recordar por qué me gusta tanto esta afición. Espero que hayáis disfrutado de la crónica leyéndola tanto como yo escribiéndola. Si ha sido así…¡¡recuerda compartirla!! 🙂 Siento no haber podido poner vídeos, intentaré que la próxima me grabe alguien 😀

¡¡Felices fiestas a todos!! Espero que las podais pasar con vuestros seres queridos y haciéndo lo que más os guste, que al fin y al cabo es lo que importa ¿no? 😀

 HAZ CLIC AQUÍ PARA ACCEDER A LA GALERÍA DE IMÁGENES

Coche polvoron Mugen MBX6

 

Noticias relacionadas

  Comentar en “Tras ocho meses, mi primera carrera desde la Neobuggy 2012”

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.